domingo, 16 de marzo de 2008

Concierto por la paz sin fronteras


¿Cómo escribe uno sobre el concierto que está ocurriendo en este momento en la frontera entre Colombia y Venezuela sin caer en los clichés de siempre? ¿Cómo evitar hablar de patriotismos y no caer en las frases ya escritas por todos? Es difícil. Y los lugares comunes, son comunes porque es fácil llegar a ellos. Así que intentaré no hacerlo, pero si lo hago, discúlpenme desde ya.

Juanes, Miguel Bosé, Carlos Vives, Alejandro Sanz, Ricardo Montaner, Juan Luis Guerra y otros. Ahí, en ese puente que pareciera se va a caer. En medio de dos países. Cantando. Que emocionante. Colombia, Venezuela, Ecuador. Los nombres de los países los repiten los artistas una y otra vez. Y una y otra vez son ovacionados por los asistentes.

Y yo… aquí, en mi casa en México estoy viendo el concierto. Con la piel de gallina. Oigo los vallenatos de Carlos Vives y quiero bailar. Me siento de nuevo en casa. Extraño Colombia más que nunca. Y no dejo de pensar en lo grande que es Juanes. Qué gran tipo! Qué calidad humana. Organizar un concierto cuando los países estaban a punto de entrar en guerra fue una maravillosa idea, mantener el concierto una vez solucionada la crisis diplomática, es un golpe de inteligencia increíble. Es reforzar la idea de una hermandad que va por encima de la política. Finalmente, si algo he comprobado estando en México, es que nuestros países tienen más en común de lo que nos gusta aceptar. La historia en común nos hace similares. Pero esa es una realidad difícil de ver cuando se habla en términos de política exterior, macro-economía, tratados internacionales, etc. Y todos estamos debajo de Estados Unidos. Y eso nos distingue a todos así para cada uno sea distinto.




Sigo oyendo el concierto. Canta Alejandro Sanz. La gente baila y yo pienso en lo grande que es internet. Sin querer sonar a comercial, Yahoo! tuvo una gran idea al transmitir el concierto en vivo. Y no puedo dejar de agradecerlo. Somos muchos más los que estamos viendo / oyendo el concierto a través de emisoras de radio o canales de internet (y es importante notar que se calcula que en la frontera hay más de 50 mil personas oyendo el concierto). Al final del día, el internet si es el nuevo y gran espacio para que los ciudadanos nos comuniquemos, discutamos e interactuemos. Actualmente hago un trabajo sobre Facebook como mecanismo para el desahogo de las tensiones políticas. Y he pasado tanto tiempo viendo la polarización y el odio que existe en esta red social, que ver esta transmisión cibernética, me devuelve la esperanza. El internet sirve para algo más que la promoción del odio y la intolerancia.




En su página, Yahoo! México pregunta si el concierto servirá para contribuir a la paz. Es difícil medir en términos cuantitativos la “utilidad” del concierto. Pero es que medir la paz y los cambios de las personas es difícil. A mí me parece que el mensaje es lo que importa. Y el mensaje es claro. Estamos unidos. Rechazamos la guerra. No queremos más guerra. No queremos más tensión. Y la política está en otra parte. Por eso Uribe no fue bien recibido. Porque es un concierto neutral. Y el mensaje, gracias al internet se oirá en todas partes. La noticia se difundirá. Los que estamos lejos de ese puente, nos sentiremos cerca.




Quiero terminar esta entrada volviendo a expresar mi profunda admiración por Juanes. Ya había visto su compartimiento en un concierto para soldados colombianos. Había visto como se entrega a la gente. Como cree en el país. Pero ver esto… esto emociona y me devuelve la esperanza en la gente.

Para ver el concierto:
http://cosmos.bcst.yahoo.com/up/player/popup/?rn=3365399&cl=6964934&ch=&src=ymexico&lang=es-mex

Y para una buena entrevista con Juanes: http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=110211


Las fotografías son de http://www.eltiempo.com/

Calificaciones patrocinadas por Outbrain